Ácido, ganador del Graffiti a mejor álbum de hard rock y metal.

Ácido Uruguay


La banda de hard rock Ácido se alzó con un Graffiti y se presenta el viernes 6 con Fixion y Siria

Ácido fue una de las bandas insignia del rock uruguayo post dictadura y ahora, luego de 30 años, publica un tardío álbum debut. Sí, chiquilines de las últimas generaciones, había vida antes de MTV, el Cargo 92 y los grandes festivales.
Precursores de lo que luego con más tesón que medios sería el heavy metal vernáculo, Ácido se apuntó en una veta hard rockera en castellano, en la que sobresalían y dictaban cátedra los españoles Barón Rojo y los argentinos Riff, con Pappo al frente. Bocones y bravucones, se hicieron en ese entonces de una mala fama que los persigue hasta hoy, años, familias, trabajos, kilómetros y kilos mediante. 
Durante buena parte de la década del 90, la voz de Álvaro 'Varo' Coll estuvo asociada a lo que por entonces pretendía ser el rock nacional; desde su trinchera y tribuna en 'De Acá', de X FM, 'el Varo' acompañó con su garganta de pulidora los esfuerzos de los viejos sobrevivientes y las nuevas olas. Pero antes de eso, bastante antes, marcó el ritmo de Ácido tras los parches de la batería.

Un baterista que solo puede tocar en Ácido, que sueña con el día en que pueda "reubicarse en la banda", que cree que es mejor que vuelvan los viejos rótulos para poner un poco de orden y aclarar los tantos del rock, y que dice que su música no se negocia por mensajes de texto.
Tres décadas después de su formación y más de 20 largos años desde el último show, Ácido está de vuelta, "aunque nunca se fueron a ningún lado". El regreso, la reunión o como se llame comenzó a gestarse en uno de los tantos homenajes que Varo organiza en la memoria de Pappo. Ahí, la mayoría de los Ácido coincidió enMontevideo y decidieron hacer algo como en los viejos tiempos. "No fue un buentoque pero quedamos prendidos, con ganas de seguir tocando", dice Varo.Esas ganas los llevaron a grabar Al ataque (Perro Andaluz, 2013), su primer disco, un trabajo "grabado a pulmón, con garra charrúa", y que parecía ir a contrapelo de la historia. Pero no. No estaban tan fuera de forma, y quedaron con ganas de más.

"Ahora tenemos la cabeza de sonar bien", dice Varo. "Hacemos lo posible por tener siempre un buen sonido. A esta altura no buscamos fortuna, al menos acá en Uruguay. Yo tengo equipos de guitarra y soy el mejor guitarrista frustrado, no sé tocar una nota. Tengo violas, batería, en San Pablo, donde vive El Perro (guitarra y voz líder del grupo) tenemos una parte de equipación, en Buenos Aires otra parte. Ahora vamos a quemar los últimos cartuchos. La cabeza nuestra está donde nos llamen, donde nos quieran. Ahora apuntamos a lo que siempre debimos haber hecho. El rock que hacemos nosotros es en español, del Río de la Plata, pero del otro lado. Siempre pienso que acá, del rock post dictadura, lo que más se vendió fue lo que manejaba Alfonso Carbone, obviamente. Él era un poco el que trajo todo. Él apareció en Palacio (de la Música) y Palacio terminó representando a todos los sellos del mundo. Y lo que más vendió, con lo que más influyó, fue el punk español. Esa es mi idea. No fue el rock pesado, directo, no fue directamente a esas bandas".
Eso explica, según Varo, la poca difusión de la música pesada desde los 80 en adelante, y justifica la marginación casi total de Ácido de los grandes medios, los festivales y los vernissages con promotoras.

"Incluso los críticos que hay ahora, los tipos que laburan en los sellos, y estoy pensando en gente conocida como Andrés Sanabria, Gabriel Peveroni, locos que hace años que están y reconozco, te das cuenta de qué gustos son. Yo, más allá de lo que haga Fernando Cabrera, no sé cómo llegó a la tapa de la Rolling Stone. Los argentinos no se pueden comer que el rock uruguayo es solamente La Vela Puerca y No Te Va Gustar, a quienes yo mismo he difundido. Conozco a los pibes y sé que son buenísimos y los aprecio, pero vamos... la otra vez me llegó por Facebook 'no sé qué rock' y eran todas bandas de reggae y Tabaré Cardozo. ¡Vo, loco! Prefiero volver a los 80, cuando era 'vos punk, vos metalero'. Etiquetar las cosas. Yo quiero saber qué hace cada uno. Capaz que es muy rudimentario, ¿viste?. Ojo, no soy boludo, entiendo la fusión. De pendejo ya había escuchado jazz rock, conocía la fusión por intermedio de ese gran hermano de la vida que es Artigas Silvestro, bajista de Siddhartha. Pero se van al carajo. No jodan.

0 comentaris:

Publicar un comentario